domingo, 27 de octubre de 2013

Aprendizaje social y cognición social: Un caso para la pedagogía

Social learning and social cognition: The case for pedagogy
Gergely Csibra(Centre for Brain and Cognitive Development Birkbeck College, London).
 György Gergely (Institute for Psychological Research Hungarian Academy of Sciences, Budapest).

A lo largo del texto, los autores exponen que su hipótesis principal es que la pedagogía en términos de evolución humana, se distinguen tres aspectos para su apoyo: a) la selección de la pedagogía como un tipo de mecanismo de aprendizaje social; b) el diseño de específica comunicación pedagógica en humanos; c) las evidencias que presenta la psicología del desarrollo que apoya la hipótesis de sistema dedicado a la transferencia de conocimiento durante la ontogénia humana.

Para la cognición social, se identifican tres importantes aspectos en el infante: a) el reconocimiento de caras en recién nacidos. Este es un punto importante pues, según el estudio del arte nos expone que es un comportamiento innato en los recién nacidos. Estudios comparativos han demostrado que los bebés pueden observar caras si están en una forma canónica. En adultos o en niños mayores, la exposición a éste estimulo desarrolla el reconocimiento y el ver caras de distinta posición. Un segundo ejemplo es b) seguir la mirada. Este aspecto surge de la forma en que los bebés pueden seguir la mirada para localizar objetos en coordinación con otro. Sin embargo, la teoría estándar nos menciona que es un proceso en que se identifica a los ojos como un acceso a la mente de otros. Y c) la imitación de nuevas acciones son aquellas en las que el niño imita la acción del otro para lograr un objetivo, como el ejemplo de Tomasello cuando los niños imitan encender una caja con su cabeza. Estos tres importantes ejemplos, muestran mecanismos adaptativos que no son óptimos ni necesarios y sirven según los autores Csibra y Gergely para derrotar la función establecida. Es decir, todos los procesos anteriores mencionados son procesos un tanto en solitario, porque la enseñanza social se deja de lado.

Para los autores la transferencia de conocimiento se realiza a través de la enseñanza. La enseñanza es primariamente independiente y posibilita la adaptación más que el lenguaje o habilidad a atribuir estados mentales a otros, es decir, que la pedagogía contribuyó a la evolución subsecuente del lenguaje y la teoría de la mente. Para darle forma a ésta hipótesis se valen de distintos ejemplos de teleología simple (la creación de herramientas para un fin), la teleología inversa (ya creada la herramienta, poder usarla para otro fin) y la teleología recursiva (usar herramientas para crear otras herramientas). Al aprender este último recurso “la teleología recursiva” los niños se muestran equipados para entender el nivel básico de una herramienta por el ensayo y error; la imitación y emulación les permite inferir el uso adecuado de la herramienta, sin embargo éste punto es debatido ya que la imitación no da una respuesta real al uso de las herramientas.

La hipótesis del nacimiento de la pedagogía se haya precisamente en 1) el mecanismo estuvo disponible y se aplicó a otros dominios de la herramienta; 2) adquisición de conocimiento puede ser sin la observación de inmediato, ya que no es verificado por el alumno; 3) la pedagogía es una nueva forma de información entre individuos a través del uso de herramientas y el uso de la comunicación ostentiva; 4) inclinación activa para la transferencia de conocimiento, ya que no solo son transferencias de conocimiento sino, depositarios también, con efectos efectivos en la cognición social.

En cuando al diseño de la pedagogía podemos rescatar estos puntos importantes: Se necesita un maestro quien posea conocimiento que transmitir, un alumno quien pueda adquirir ese conocimiento. Sin embargo se requiere que el alumno esté activo en éste proceso de aprendizaje y que el maestro tenga posibilidades de poder transmitir conocimiento (no cualquier tipo de conocimiento, sino uno que beneficie). La pedagogía es un tipo de comunicación por lo que no podemos ampliar esta concepción a animales no humanos, para ellos sería un flujo de información. Para explicar el proceso de la pedagogía se usan tres aspectos de la comunicación lingüística. La primera es la ostensión (que es la comunicación humana que pone en manifiesto la intensión del hablante, por ejemplo, el contacto visual). La segunda es la referencia (transmitir el conocimiento es esencial y determina al aprendiz) y se puede identificar tres partes de la referencia: simbólica que debe analizar aspectos simbólicos, icónico que requiere la familiaridad de la referencia, el indicial logrado sin conocimiento previo acerca de la referencia. La relevancia es importante ya que ésta es la que determina que conocimiento es importante para qué tipo de situación, es decir, que el maestro pueda hacer una meta-representación de su conocimiento y una meta-representación del conocimiento que tenga el alumno.
Como mencioné antes, la evidencia de la adaptación para la pedagogía en infantes humanos, se debe a los factores derivados de ostensión, referencia y relevancia. En cuanto a los ejemplos todos han sido demostrados como expresiones innatas (el seguimiento de la mirada, atención conjunta, la imitación) son para los autores mal revisadas debido a que todas éstas poseen un conjunto de habilidades de enseñanza de un maestro y un alumno, es decir, dejan caer el peso total a la cognición social. 

Por último los autores dan dos puntos esenciales para la pedagogía en la cognición social, los cuales son: existen maestros para poder transmitir conocimiento relevante para el alumno y; existen miembros en la comunidad que están a disposición de nuevos aprendices que manifiestan conocimiento en cualquier momento, son los miembros más viejos de la comunidad.

Su conclusión es que aunque a muchos les pueda generar inquietud éste tipo de hipótesis, para ellos la importancia de los aspectos cognitivos sociales y cooperativos se derivan de una original función epistémica.



No hay comentarios.: